Born in Flames, una película necesaria.

Deja un comentario
Cine, Feminismos

Hace ya unos meses una querida amiga, profesora en teoría queer y teoría de género, me recomendó ver la película estadounidense Born in Flames.

Este film de estilo documental dirigido por Lizzie Borden a principios de los años 80, es ya un clásico del cine feminista independiente que trata de explorar las fronteras entre sexismo, heteronormatividad, racismo y clasismo con una trama desarrollada en el contexto de una distopía de corte socialista ambientada en los Estados Unidos.

La película plantea un escenario donde el país se encuentra en plena celebración del aniversario de la revolución socialista que tomó el poder durante la llamada Guerra de liberación. Mientras el gobierno hace propaganda de los logros conseguidos durante estos años de transición, las mujeres comienzan a darse cuenta que su situación tampoco ha cambiado en este nuevo contexto y empiezan a denunciar su realidad desde diferentes focos de acción.

Por una parte, las emisiones pirata Radio Ragazza y Phoenix Radio lideradas por HoneyIsabel (interpretada por la cantante de The Bloods, Adele Bertei) ejecutan la propaganda subversiva con el objetivo de desestabilizar al gobierno y alterar el orden establecido. Por otro lado el grupo terrorista Woman’s Army capitaneado por Hilary Hurst e instigado por la ideóloga Zella (interpretado por Florynce Kennedy, conocida feminista y activista por los derechos civiles) está tomando las armas y estableciendo objetivos. La sospechosa muerte de la agitadora social Adelaide Norris durante una detención policial precipitará los hechos y servirá como detonante para numerosas acciones de diferentes grupos feministas de la ciudad de Nueva York.

El film trata de presentar situaciones provocadas por la desigualdad y el sexismo habituales en cualquier tipo de sociedad: violaciones, abusos, homofobia, división sexual del trabajo, falta de oportunidades… y la variedad de respuestas por distintos grupos de mujeres ante esta compleja cuestión.

Born in Flames es un película necesaria como denuncia. Treinta y dos años después de su estreno muchas de las desigualdades señaladas son todavía visibles en nuestra sociedad actual. Obviando los excesos y los personajes fuertemente estereotipados (no deja de ser una ficción) este film puede darnos una idea sobre la necesidad que seguimos teniendo hoy en día las mujeres de organizarnos y seguir luchando por una igualdad que todavía ha llegado (y no va a llegar) si no nos involucramos en el proceso.

born in flames clip 4born in flames clip 6born in flames clip 2born in flames clip 5born in flames clip 3

Anuncios
Escrito por

Webzine/Fanzine. Espacio dedicado a la historia de las mujeres y al análisis de las respuestas culturales/contraculturales del movimiento feminista.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s