¡Anti-antifeminismo!

Deja un comentario
Feminismos

Apenas han pasado treinta años desde la llamada Segunda Ola Feminista focalizada en la liberación de la mujer en aspectos como el trabajo, la familia, la sexualidad y sobre todo la desigualdad. La llegada del postestructuralismo impulsa el debate sobre la renovación del feminismo con la incorporación de múltiples corrientes de pensamiento como la teoría queer, postcolonialismo, antirracismo, ecofeminismo y sexpositivismo que han despejado viejas dudas pero han traído nuevos retos e incógnitas.

En 2016 nos encontramos en un punto sorprendente, el resurgimiento del antifeminismo. ¿Por qué decir sorprendente? Cuando hablo con mi madre me cuenta que tras más de treinta años trabajando en un entorno eminentemente masculino muy pocas cosas han cambiado. Está claro que a nivel legal muchos aspectos han evolucionado. Ya no necesitamos permiso de nuestros padres para alquilar un piso, siendo mayores de edad solo por el hecho de estar solteras, como ocurrió a ella a principios de los 80 en plena España de la transición. Por supuesto tampoco necesitamos una autorización firmada por nuestro marido, padre o tutor (porque la mujer siempre necesitaba un tutor…) para abrir una cuenta bancaria como me contaba mi abuela que vivió la época de la dictadura.

Pero cuando hablo con ellas sobre qué cosas han cambiado realmente, les resulta difícil contestarme. Hay más mujeres trabajando, muchas más estudiando, mayor presencia en los medios de comunicación pero ¿ha habido un cambio real de mentalidad? La respuesta general es que en ese sentido las cosas apenas han progresado.

Acabo de cumplir treinta años y me encuentro sorprendida entre una generación que luchó muy duro por conseguir reconocimiento en el trabajo, mayores niveles de igualdad y una generación que viene detrás exhibiendo orgullosos carteles en redes sociales explicando por qué NO les hace falta el feminismo. Muestran caras sonrientes, exponiendo sus rostros públicamente, asegurando estar emancipadas, señalando la supuesta victimización de la mujer que, según ellas, hace gala el feminismo y sellando su ignorancia, cediendo al pensamiento único propio de esta era virtual, a golpe de hashtag #womenagainstfeminism.

Ellas alegan ser partidarias de la verdadera igualdad, comienzan sus mensajes afirmando “yo no necesito el feminismo porque…”. Esta generación no es consciente que la situación de “privilegios” en la que vivimos es gracias a una durísima lucha liderada indiscutiblemente por el movimiento feminista.

Partidos políticos de derechas, liberales o directamente fascistas se aprovechan de esta situación, hablan de la mujer desde lejos, sin saber, unen sus consignas racistas con el discurso de la igualdad, mezclando, confundiendo, pervirtiendo la opinión pública. Cuentan a la gente que no necesitamos el feminismo, que lo que hay que demandar es un nuevo humanismo. ¿Cuándo es el momento de la mujer? Nadie excepto nosotras mismas debe decidir cuáles son las demandas, identificar lo que nos oprime y cómo liberarnos. El feminismo es más necesario que nunca, en época de egoísmos nada mejor que responder con unión, solidaridad, en busca de un verdadero hermanamiento, el que hable de feminismo en otros términos que no sean la búsqueda absoluta de la libertad y la igualdad está mintiendo.

(Texto publicado en el fanzine Virino Dinamita, en abril del 2016)

feminist badges buttons pin chapas feministas

Anuncios
Escrito por

Webzine/Fanzine. Espacio dedicado a la historia de las mujeres y al análisis de las respuestas culturales/contraculturales del movimiento feminista.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s